Situaciones cotidianas del uso del patinete eléctrico. Consecuencias legales

En esta entrada heremos referencia a cuatro casos reales que se han dado con vehículos eléctricos y las consecuencias legales que han tenido.

Photo by Brett Sayles from Pexels

1.- Peatón atropellado por un VMP:

En junio de 2015 una mujer de 70 años fue atropellada en una acera de Benidorm por una silla autopropulsada (scooter).

La Sentencia nº 31/18 de la Audiencia Provincial de Alicante, le concedió una indemnización de 8.910,35 euros por las lesiones sufridas y los gastos médicos generados, más intereses.

Esta indemnización tuvo por ser abonada por la empresa titular del scooter y la aseguradora con la que esta empresa tenía concertada póliza de responsabilidad civil.

La Sentencia no aplica las normas de tráfico, pues la silla autopropulsada no se considera vehículo a motor, sino el artículo 1902 del Código Civil ya que el que por “acción u omisión causa daño a otro por culpa o negligencia está obligado a reparar el daño causado”.

2. – Atropellado por un coche circulando en un patinete eléctrico:

El 2 de octubre de 2015 una joven que cruzaba un paso de peatones de Vitoria montada en su patinete eléctrico fue atropellada por un coche.

La Audiencia Provincial de Álava en la Sentencia nº 392/17 considera que el 50% de la culpa del atropello es del conductor del vehículo y el otro 50% de la joven que circulaba con el patinete.

Según la Sentencia el conductor del coche paró inicialmente en el paso de peatones para dejar pasar a una persona, y que cuando reanuda la marcha atropella al patinete porque no había vuelto a mirar si se adentraba alguien más en el paso de peatones.

Pero la joven del patinete también tiene culpa porque se adentró en el paso de cebra sin reducir la marcha circulando a una velocidad superior a la del paso normal de un peatón.

La Audiencia de Álava entiende que el importe total de la indemnización por lesiones, gastos médicos y daños en el patinete es de 10.558,11 euros, pero que la aseguradora sólo tiene que abonar la mitad (5.279,05 euros) por “concurrencia de culpas”.

3.- Conducir un patinete eléctrico bajo los efectos del alcohol:

El 16 de Octubre de 2.018 el diario El Mundo publicaba una noticia sobre la multa de 500 € impuesta por la Policía Local de Zaragoza a varios jóvenes que paseaban en patinetes eléctricos de alquiler bajo los efectos del alcohol.

Los Agentes les practicaron la prueba de alcoholemia al advertir un comportamiento anómalo, dando resultado positivo, por lo que se les multó por cometer una infracción administrativa y no un delito como sucede con los conductores de los vehículos a motor.

Además, los Agentes no les pueden retirar puntos del carné porque para el uso de los vmp no es necesario poseer ningún tipo de licencia.

4.- Accidente laboral “in itinere” circulando con un patinete eléctrico:

La Sentencia nº 4251/2014 de 12 de junio de 2014, dictada por la sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, dictaminó que la caída sufrida por una persona cuando se desplazaba en patinete eléctrico al trabajo es accidente laboral in itinere.

La sentencia entiende que el patinete es un transporte idóneo para desplazarse al trabajo desde el domicilio habitual.

Por tanto, se declaró que la incapacidad temporal sufrida por el trabajador derivaba de accidente de trabajo.

El uso de nuestro patinete eléctrico hace que se produzcan situaciones cotidianas que, poco a poco, los tribunales van aclarando.

Esperemos que estas resoluciones contribuyan a fomentar y no prohibir el uso de este medio de transporte eficaz y ecológico.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on email

Deja un comentario