¿Qué ocurre si tengo un accidente circulando en un patinete eléctrico?

Esta mañana cuando iba al trabajo he sido testigo de una situación que comienza a ser habitual en nuestras ciudades: Un chico en patinete eléctrico ha atropellado a una anciana en la acera al girar una esquina, la situación ha quedado en un susto pues la anciana únicamente cayó al suelo sin sufrir ninguna lesión, pero pudo haber sido peor.

Esto me ha hecho reflexionar sobre las consecuencias jurídicas que conlleva el uso de los vehículos de movilidad personal (patinetes, scooters, segways, hoverboard,….) pues actualmente y a falta de una regulación nacional por la Dirección General de Tráfico (salvo las indicaciones genéricas de la Instrucción nº 16/V-214), han surgido muchas dudas tanto a los usuarios de los VMP como al resto de viandantes, que vamos a tratar de despejar en este artículo:

¿Es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil para poder circular con los vmp?

Actualmente NO, cuando lo utilizamos de forma personal, pero cuando el patinete está vinculado a una actividad empresarial (sea para alquiler turístico, servicio de reparto u otros) la empresa deberá contratar un seguro de responsabilidad civil obligatorio frente a terceros y además obtener una licencia municipal.

¿Qué sucede si tenemos un accidente y causamos daños a terceros?

Si nosotros o nuestros hijos tenemos un accidente con el patinete eléctrico y ocasionamos daños a terceras personas, deberemos hacernos cargo personalmente de los daños causados sean materiales o personales, como así lo recoge nuestro Código Civil en los artículos 1902 y 1903, siempre y cuando no tengamos un seguro que garantice esta “contingencia” o accidente, por ello entendemos que sí resulta recomendable contratarlo.

Pero antes de hacerlo debemos comprobar si nuestro seguro de hogar cubre los accidentes que podamos tener con dicho medio de transporte, porque algunas aseguradoras están adaptado ya sus pólizas de hogar para incluir los daños ocasionados a terceras personas como consecuencia del uso de los vehículos de movilidad personal (VMP), siempre y cuando éstos no requieran permiso o licencia de circulación, no superen los 25 kilos de peso y alcancen una velocidad máxima de 20 km/hora.

Hoy en día, muchos seguros de hogar contemplan y cubren los daños que pueda causar el titular del seguro, o las personas que conviven con él en el mismo domicilio, “por actos imprudentes” ocurridos en el ámbito de nuestra vida diaria, lo que podría ser, sin duda, una vía a la que agarrarse en caso de accidente y no tener un seguro específico para el patinete eléctrico o cuando nuestro seguro de hogar no contemple expresamente esta cobertura.

En definitiva, comprueba tu póliza de hogar y si ésta no tiene una cobertura como a la que hemos hecho referencia, contrata alguno de los seguros específicos que ya existen en la actualidad.

Este artículo ha sido escrito en colaboración con Laterna Abogados.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on email

Deja un comentario