Conclusiones definitivas, Cecotec Outsider E-Volution 8,5 Phoenix

Después de varias semanas probando y utilizando el patinete eléctrico Cecotec Outsider E-Volution 8,5 Phoenix, ya podemos dar nuestras conclusiones definitivas.

Como os avanzábamos en nuestro artículo sobre las primeras impresiones de este patinete eléctrico, seguimos considerando que estamos ante un buen patinete pero con una serie de matices.

A continuación analizaremos una por una las características que Cecotec utiliza como promoción de este patinete para comprobar si son ajustadas a la realidad.

Concretamente son las siguientes:

  • Potencia máxima de 700 w, capaz de subir cuestas
  • Batería extraíble, intercambiable para una autonomía ilimitada
  • Máxima velocidad con el mejor rendimiento
  • 3 modos de conducción para cualquier circunstancia
  • Sistema Mazinger de puños plegables para reducir espacio y mejorar su transporte.
  • Triple sistema de frenado
  • Panel LED con ordenador de abordo
  • Diseño plegable, ligero y compacto

Potencia máxima de 700 w, capaz de subir cuestas

El patinete eléctrico, como bien señala el fabricante, tiene 700W de potencia máxima y 350W de potencia nominal.

En las pruebas que hemos realizado (con un usuario de 85 kg y otro de 63 kg), el patinete se comporta muy bien en terrenos llanos, demostrando una buena potencia.

Ante una cuesta moderada, con el usuario de 63 Kg, el patinete subió perfectamente con una velocidad de unos 8 Km/h aun yendo en modo sport.

El inconveniente apareció cuando el usuario de 85 kg trató de subir la misma cuesta y no pudo superarla aun en modo sport, porque se quedó sin potencia en la mitad de la pendiente.

A modo de conclusión de este apartado, se puede decir que el patinete tiene una buena potencia pero insuficiente para acometer subidas con pendiente moderada.

Batería extraíble, intercambiable para una autonomía ilimitada

La batería intercambiable del patinete eléctrico Outsider E-Volution 8,5 Phoenix pesa 1,5 kg y, efectivamente, se puede recargar en cualquier lugar al ser extraible.

Esto es un punto muy favorable ya que no es necesario transportar todo el patinete para cargarlo y basta con extraer la batería y enchufarla a la corriente.

Por lo que respecta a la autonomía de la batería, en ninguna de las pruebas realizadas y en ninguno de los modos con los que cuenta (eco, confort y sport) hemos alcanzado la autonomía anunciada aún cuando el recorrido en el que hicimos la prueba de autonomía era principalmente llano y con cuestas poco pronunciadas.

En una de las pruebas realizadas combinando cuestas y tramos llanos, tuvimos una autonomía de 10,2 km (usuario de 85 kg). Concretamente los modos fueron, 2 km en modo sport (terreno totalmente llano), 5 km en modo confort (llano y subidas, alguna de ellas pronunciadas – que no subió-) y 3,2 en modo eco (en llano).

En cuanto al tiempo de carga, ésta tarda casi 4h, lo que consideramos un tiempo razonable sobre todo si tenemos en cuenta que podemos cargar la batería en cualquier lado.

Por último comentar que la ubicación de la batería en el tubo de dirección hace que el reparto de cargas del patinete no sea el más óptimo

Por ello, la autonomía es, sin duda, el punto débil de este patinete.

Velocidad máxima de hasta 25 km/h (tres modos de conducción – eco, confort, sport)

El OutSider E-Volution 8,5 Phoenix alcanzó en las pruebas realizadas la velocidad máxima de 32 km/h en una ligera bajada.

Por lo que respecta a los modos de conducción, el modo eco tiene una velocidad muy baja y, además, es totalmente ineficaz ante una mínima pendiente, por lo que no lo consideramos de utilidad, salvo para el ahorro de batería.

En el modo Sport es donde el patinete demuestra su potencial, pero la batería en este modo también “vuela”.

Sistema Mazinger de puños plegables para reducir espacio y mejorar su transporte.

Se agradece el sistema de plegado de los puños del manillar para un transporte más cómodo.

Sin embargo, al ser de rosca, en nuestra opinión, es un poco farragoso de utilizar.

Esto viene motivado por el hecho de que cuando queramos volver a enroscar los puños, además, tendremos que estar pendientes de introducir correctamente el cordón que los sujeta.

Triple sistema de frenado

El sistema de frenado funciona correctamente, aunque quizá se eche en falta mayor potencia del freno de disco pero, en ningún caso, hemos tenido sensación de inseguridad.

Cuando lo hemos utilizado de forma combinada con el freno manual trasero el patinete se ha detenido de forma muy eficaz.

Panel LED en el frontal

El panel LED se ve correctamente y además muestra la velocidad instantánea y la autonomía de la batería.

En cuanto a la información de la autonomía de la batería, esta oscila y no es fija. En ocasiones, dependiendo del modo en el que circulas y más acusadamente si cambias los modos de conducción sobre la marcha, la información de la autonomía de la batería oscila y se adapta al modo de conducción.

A modo de ejemplo, circulamos en modo confort y nos quedan dos rayas de batería, en ese momento cambiamos al modo eco y, en ocasiones, pasa a tener tres rayas de batería.

Esta situación, en nuestra opinión, genera incertidumbre en relación a la autonomía del patinete.

Diseño plegable, ligero y compacto

El patinete se pliega de forma rápida y sencilla, al existir en el guardabarros trasero un enganche para plegar el patinete, si bien, no tan fácilmente como el Ninebot ES1 o el ES2.

El peso del OutSider E-Volution Phoenix, 13 kg, hace que sea difícil de transportar para una persona de 60 kg.

Además, el hecho de que la portabilidad del patinete eléctrico se realice agarrando la barra longitudinal donde se alberga la batería, hace que el agarrado sea más complicado debido a que tiene un grosor considerable.

Otras características

Entre los aspectos que no nos gustaron de este patinete, se encuentra la pata que sirve para que el patín se mantenga de pie.

La pata se encuentra en la parte delantera de la base donde se apoyan los pies y es muy vertical, haciendo que en muchas ocasiones el patín se cayese, por lo que no parece cumplir bien con su objetivo.

Por último, el material antideslizante donde se apoyan los pies, en nuestra opinión, no tiene la calidad que tiene el resto de componentes del OutSider E-Volution Phoenix, ya que es una especie de papel de lija pegado que desentona con el resto de materiales, aún cuando cumple su función.

Conclusión

En nuestra opinión, el Outsider E-Volution 8,5 Phoenix de Cecotec es un patinente eléctrico con una buena potencia que es ideal para ciudades con pocas pendientes y que permite desplazamientos cortos, si bien con una autonomía muy limitada e inferior a los 25 km declarados por Cecotec, lo que eclipsa el resto de sus puntos favorables.

 

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on email

Deja un comentario